Fajas ortopédicas

Esta es nuestro catálogo de fajas ortopédicas. Encontrarás modelos especiales para mujeres, ortopédica abdominal y demás. En OrtoGen somos especialistas en ortopedia general. Fajas lumbares especiales para disminuir el dolor por causa de hernias discales. Contamos con el mejor precio online asegurado.

Libros Relacionados:

Además de fajas ortopédicas también tenemos:

En OrtoGen disponemos de los mejores precios en fajas lumbares

Con más de 30 años de experiencia, ahora en OrtoGen hemos creado nuestro portal ortopédico para venta de productos online. Con las mejores marcas de referencia del sector logramos la satisfacción del 97% de nuestros clientes, según valoraciones de google y amazon.

Compra ahora tu faja lumbar hernia discal, para el alivio sistemático de los dolores causados por este tipo de patologías, y otras como artrosis, esguinces o dolores ocasionales. Con varillas, ajustables y personalizables para cada caso.

También modelos más simples para un pequeño refuerzo en la zona lumbar que te pueda causar molestia. Además tenemos a tu disposición una selección especial de fajas lumbares para mujeres, pues requieren de un diseño un tanto diferente que para los hombres.

El mejor precio en fajas ortopédicas lumbares

Como has podido apreciar en nuestro catálogo, contamos con los mejores precios online. Porque contactamos directamente con fabricantes para poder ofrecer un producto de calidad con la mejor relación calidad-precio. Porque buscas páginas de venta de fajas lumbares, profesionales de ortopedia homologada.

Con gran agarre y resistencia, lograrás una postura ideal para tu espalda. Sin tener que pasar por ninguna operación o incluso para el post operatorio y la consecuente recuperación de nuestro bienestar. Ideal para problemas de escoliosis, dorsales, para hernia abdominal y otras.

Causas habituales de dolor lumbar para espalda y uso de faja ortopédica

Generalmente el dolor de espalda viene después de vicios posturales erróneos. Ya sea por trabajar mucho delante del ordenador, o por simplemente haber dejado pasar demasiado tiempo con dolores acumulados de espalda si haberlos tratado correctamente.

Otra gran cantidad de ellos proviene por el esfuerzo continuo a lo largo de toda una vida de trabajos forzados y duros. Ya sea en el campo, construcción (paletas, albañiles y demás), o por pasar demasiadas horas de pie y estáticos, como porteros de discoteca, feriantes, vigilantes de seguridad y relacionados.

Todos ellos comparten en norma general el mismo problema, una sobrecarga en la zona lumbar (espalda) pero sin una malformación ósea ni ningún desvío discal de hernia como causante.

Es por eso que el tratamiento es mucho más fácil de entender. Bastará con ajustar una faja adecuada a tu cuerpo y llevarla siempre encima durante las largas horas de trabajo.

Recomendaciones para fajas de escoliosis

En estos casos, como íbamos explicando, la solución es llevarla encima e ir alternando las horas con faja i sin faja. Según tus necesidades y posibilidades en el trabajo, se recomienda no llevarla toda la jornada para no empeorar el problema a la larga. Pues los músculos también deben endurecerse como es debido.

Pero el alivio que siente la espalda al llevarla, por ejemplo, dos horas sí y dos horas no, es suficiente para fortalecer nuestros músculos sin sufrir el exceso de dolor que caracteriza esta patología. Así que no dudes en comprar fajas ortopédicas para la espalda.

Evidentemente si contamos con días mucho más sobrecargados de trabajo, se recomienda llevarla todas las horas activas, y aprovechar todo momento en el que sea posible quitársela. Y tendremos en cuenta que para posteriores días buscar un día de trabajo con la espalda libre de faja.

Faja ortopédica abdominal

Hay que las llama así, abdominales, y es que a veces el dolor es ocasionado por una falta de fuerza en la zona abdominal, lo que sobrecarga nuestro lumbar hasta cause ese dolor insoportable que puede con nosotros.

Dispón entonces de una faja abdominal y conseguirás así un alivio sistemático de las molestias. Úsala siempre que tengas que levantar peso o hacer ejercicio. Poco a poco verás como el dolor desaparece e irás volviendo a la normalidad.